¿Celulitis? ¿Piel de Naranja?

Estoy muy segura que han escuchado ambos términos para denominar al mismo problema. Resulta ser que la celulitis como tal, es una inflamación de los tejidos blandos de la piel y es una condición dolorosa y que debe ser tratada. Este término hoy día es utilizado para denominar al problema estético en que la piel tiene un aspecto rugoso o como quien dice, como la piel de la naranja.

Pero, ¿a qué se debe la piel de naranja? ¿Cómo hago para deshacerme de ella?

A diferencia de lo que se tiende a escuchar por ahí, la piel de naranja se debe a una de dos razones o a la combinación de ambas: falta de tono muscular y/o exceso de grasa subcutánea. Esto quiere decir que para deshacerme de ella debo aumentar mi tono muscular y/o bajar la grasa subcutánea. Suena sencillo, no? Pues no. Si nos enfocamos solamente en bajar la grasa sin hacer ejercicio, podemos perder algo de tono muscular y sí, pesar menos, pero empeorar el aspecto de la piel de naranja, o ¿nunca han visto mujeres delgadas con “celulitis”? ¿Alguna vez han visto a un hombre con “celulitis”? Quizás en la barriga si la barriga es MUY grande! Esto se debe a que el hombre tiene mucha más masa muscular que la mujer.

Pues, sin ánimo de enredarlos más, en conclusión: si no quieres que tu piel tenga un aspecto de piel de naranja, puedes tratar de aumentar tu masa muscular en el área afectada o puedes comer saludablemente para bajar la grasa corporal y de las dos maneras lograrás mejorar el problema. Ten en cuenta que tu plan alimentario debe ir acompañado de actividad física y ser adecuado para evitar la pérdida de masa muscular ya que da igual que tengas menos grasa, si tienes menos músculo el aspecto de la piel será virtualmente el mismo, solo que ocuparás menos espacio.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *