Cosas que NO debes hacer si estás embarazada

 

1. Dejar del todo la comida del mar:

Las grasas en algunos pescados como los omega-3 son esenciales para el desarrollo de la visión y el cerebro del bebé. Se ha demostrado que los bebés cuyas madres consumieron omega-3s, específicamente DHA, tuvieron mejores puntajes de coeficiente intelectual mientras que las que tuvieron un bajo consumo tuvieron hijos con retrasos en el desarrollo. El omega-3 también podría ayudar a prevenir los partos pre-término, al igual que las alergias y el asma más adelante en la vida del niño.

Por otro lado, todos los peces contienen mercurio, un metal tóxico que causa daños serios en el sistema nervioso. Cientos de estudios demuestran que mientras más pescado comes, más alto es el nivel de mercurio. Como resultado, se le recomienda a las mujeres embarazadas no consumir más de 12 onzas por semana y evitar por completo a los que más mercurio contienen, como el tiburón, pez espada, verdel y blanquillos. El problema es que la mayoría de las mujeres han tomado esta recomendación tan en serio que evitan comer pescado por completo. Definitivamente necesitas omega-3s, especialmente del tipo DHA. Los peces consiguen su DHA comiendo algas ricas en esta grasa esencial. Si estas preocupada por contaminantes como pesticidas y mercurio en el pescado, o no te gusta comerlo, puedes conseguir el mismo DHA en comidas fortificadas con esta grasa esencial. También podrías tomar un suplemento de unos 300mg al día. Muchos alimentos están fortificados con omega-3s, pero no del tipo DHA. El omega-3s que encontramos en las nueces, linaza y la soya es el ALA, el cual es bueno para tu corazón, pero no ayudará a tu bebé a desarrollar su cerebro ni su visión.

 

2. Tomar alcohol, café, sodas, tés o comer quesos frescos.
La información sobre el alcohol es clara: el alcohol causa defectos irreversibles del nacimiento. No hay un límite seguro de consumo de alcohol establecido. Sobre el consumo del café y otras bebidas cafeinadas no hay consenso. Estudios recientes muestran que no hay efecto sobre el peso al nacer ni defectos del nacimiento relacionados con el consumo de cafeína. Sin embargo, otros estudios han encontrado una posible relación entre el consumo de cafeína y el riesgo de abortos espontáneos, bajo peso al nacer y retraso del crecimiento. También se recomienda disminuir el consumo de queso feta, Brie, Camembert y otros quesos frescos, ya que son más propensos a tener contaminaciones bacteriales y producir listeriosis, la cual causa fiebre, abortos y otras complicaciones durante el embarazo (el queso feta es seguro si está hecho con leche pasteurizada).

 

3. Seguir dietas de moda, como las dietas bajas en carbohidratos.
El embarazo no es el momento para experimentar con dietas mal balanceadas. Necesitas TODOS los nutrientes en las proporciones adecuadas para tener un bebé sano. El bebé en desarrollo es mucho más sensible del estado nutricional de su madre de lo que se pensaba y muchas de las consecuencias en salud aparecen mucho después del nacimiento del bebé.

 

4. Ganar demasiado peso.
El exceso de peso previo al embarazo o acumulado durante el embarazo puede aumentar en gran medida el riesgo de complicaciones durante el embarazo, como por ejemplo la diabetes gestacional, pre-eclampsia, muerte fetal, partos demasiado tempranos y partos por cesárea. La ganancia óptima de peso durante el embarazo es una cuestión individual. En general, una mujer de peso normal debe ganar unos 12.5kg de peso durante su embarazo. Las mujeres que entran al embarazo en sobrepeso deben ganar entre 7.5 y 12.5kg, mientras que las mujeres en bajo peso deben ganar entre 12.7 y 18.2kg dependiendo de su estatura y el porcentaje de grasa previo al embarazo. Además, no solamente es importante el aumento de peso total, pero la forma en que se sube este peso: se debe subir entre 1.0 y 2.5kg en el primer trimestre (dependiendo de la persona), seguido por un aumento estable de aproximadamente medio kilo por semana en los últimos dos trimestres.

.

FUENTE: Elizabeth Somer, M.A., R.D., is the author of “Nutrition for a Healthy Pregnancy.”

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *